De esta forma los prestamistas consiguen rentabilizar sus ahorros y los prestatarios consiguen su crédito a un tipo de interés más bajo que en la banca tradicional o a través de prestamistas privados. La mayor parte de las operaciones de préstamo rápido son de una pequeña cantidad de dinero, comúnmente denominados minicréditos. Lo normal en este caso es que la cantidad de dinero no supere los 600 euros, aunque hay empresas que llegan a los 800 euros o incluso hasta los 5.000 euros, como es el caso de la empresa Zaimo. Están comenzando a aparecer financieras que permiten devolver el dinero en plazos mensuales o semanales, puedes ver las características de devolución de cada empresa en nuestro comparador.

Weemba.es no es una entidad financiera, no prestamos dinero y/o servicios. Sólo facilitamos el acceso a otras webs en las que puedes pedir dichos productos y servicios. No somos responsables de la exactitud, veracidad, actualidad y utilidad de los productos, contenidos y servicios ofrecidos, ni de la utilización posterior que de ellos haga el USUARIO.

El hecho de que la solicitud se tramite y se apruebe en cuestión de horas, de por sí implica que la documentación a entregar y las exigencias por parte de la entidad prestamista se reducen. Sin embargo, esta característica los convierte en fuentes de financiación con unas condiciones diferentes. Es tarea del usuario valorar cuál es el producto financiero que mejor se adapta a sus necesidades, comparar entre las mejores ofertas del mercado y, en caso necesario, emprender una negociación con la entidad. Podrán solicitar un Préstamo Contante aquellas personas residentes en España, mayores de 21 años, que no tengan restringida legalmente la capacidad de obrar, y dispongan de un teléfono móvil y una tarjeta de débito asociada a su cuenta bancaria habitual.

¿Pedir un préstamo rápido por Internet afectará a tu relación con tu entidad bancaria? ¿Afectará a tus cuentas bancarias o a los productos que ya tengas contratados? Las empresas que los otorgan suelen ser muy flexibles en cuanto a la aprobación de cada solicitud. No obstante, existen varias en el mercado y cada una de ellas se especializa en clientes con situaciones diferentes. Antes de dirigirse a alguna empresa de créditos rápidos, se debe analizar cuáles son las necesidades propias.

Los créditos rápidos caracterizan por la rapidez en la tramitación y la rapidez en recibir el dinero. Si tienes una urgencia los créditos rápidos son una solución rápida para solventar problemas económicos puntuales.

Otra alternativa para conseguir crédito, aunque un poco más lenta, es la de acudir a los préstamos entre particulares. En este sistema una plataforma intermediaria pone en contacto a pequeños inversores con particulares que necesitan dinero.

Los créditos rápidos te permitirán conseguir financiación para un mayor tipo de situaciones, como es financiar épocas del año con mayores gastos como la Navidad, cuesta de septiembre o vacaciones de verano. También están siendo utilizados para financiar eventos como por ejemplo bodas, realizar reformas en el hogar, o financiar todo tipo de proyectos, tanto personales como empresariales.

Por tu primer préstamo online de 300,00€ a devolver en 30 días, pagarás 0,00€ de intereses. Con mayoría de las empresas prestamistas puedes reembolsar el préstamo de forma anticipada o por ejemplo aplazar el pago de una cuota, dependiendo del contrato y de las condiciones particulares. Seguramente ir al banco, tomar un número y esperar para hablar con la persona de la taquilla no es una de tus tareas favoritas.

Si quieres, puedes descargarte la guía gratuita “Qué derechos tienes si estás en ASNEF” donde encontrarás cómo salir del fichero paso a paso. Para navegar y utilizar el site de Financer.com debes aceptar nuestros Términos y condiciones y nuestra Política de privacidad. Utiliza el simulador de creditos rapidos de 8000 euros rapidos de Financer para encontrar el préstamo al instante con el interés más bajo. La diferencia de precio de un préstamo de 5000€ a devolver en 360 días es de 2218€. Una vez aceptado el contrato se realizará la transferencia a tu cuenta bancaria.

En el contexto de los préstamos rápidos, la gran alternativa serían losmicrocréditoso créditos rápidos. Este tipo de financiación online funciona igual que su equivalente más formal, pero es un servicio que se ofrece en las nuevas plataformas web. Los microcréditos son el tipo dentro de los créditos rápidos que puedes conseguir en un plazo más pequeño, ya que en la mayoría de los casos podrás conseguir el dinero prestado en 10 minutos. Esto es debido a que las cantidades que ofrecen son más pequeñas, el estudio de riesgos financieros es menos exhaustivo y la verificación de los datos se realiza sin enviar documentación alguna.

Tu sabés en cualquier momento cuanto vas a pagar y en los plazos que vas a devolver el dinero. Podrás pedir préstamos online de hasta 60.000 euros y con plazos de hasta 120 meses. Dependiendo de las necesidades u objetivos que tengamos, los imprevistos que queramos cubrir, estos préstamos rápidos cubren a la exactitud con esos requisitos que vamos buscando pero, obviamente, no nos podemos quedar con todos.